Desinsectación de garrapatas

Las garrapatas son parásitos externos de distintas especies de animales, que se clasifican como ácaros, parientes cercanos de las arañas.

Las garrapatas constituyen uno de los grupos de parásitos externos más importantes que existen, no solo por los daños directos que ocasionan al ganado, a los animales de compañía y a las especies silvestres, sino también por la gran cantidad de enfermedades que transmiten.

Las garrapatas poseen características biológicas inusuales que contribuyen a su éxito reproductivo y su potencial como vector o transmisor de enfermedades infecciosas. Una de las más sobresalientes es su extraordinaria longevidad. Este atributo no solo perpetúa en el ambiente a las garrapatas sino que, además, también prolonga la supervivencia en el medio de los patógenos que ellas transportan, dificultando así el control de dichas enfermedades.

Deshazte de los insectos

Ver tienda Online

Ciclo de vida

Tick - parasite on white background

Las garrapatas están presentes durante todo el año, aunque su mayor riesgo es en primavera y en otoño.

La duración del ciclo de vida de las garrapatas está influida por la capacidad que tienen estos parásitos de disminuir sus funciones vitales y esperan, si las condiciones ambientales no son favorables.

Todas las garrapatas atraviesan por 4 etapas de maduración durante su ciclo biológico: huevo, larva, ninfa y adulto.

Una vez que los huevos eclosionan en el ambiente, nacen las larvas que inmediatamente buscan subirse a su primer hospedador, un perro, un gato, un roedor o incluso el hombre, para alimentarse de su sangre. Tras haberse alimentado, la larva se baja del huésped y muda para convertirse en ninfa que también comienza a buscar un proveedor de alimento para subirse a él. Del mismo modo, una vez alimentada, la ninfa se deja caer del animal parasitado para convertirse, en el suelo, en adulto. La forma adulta vuelve a subirse a su tercer hospedador, donde se alimenta nuevamente.

En sólo 5 a 7 días, una garrapata adulta hembra puede crecer hasta 4 veces de tamaño y aumentar unas 100 veces su peso. Finalmente, la hembra se baja del hospedador para poner los huevos, reiniciándose un nuevo ciclo.

Cada garrapata hembra pone entre 3 y 4 mil huevos, para lo cual siempre se baja del hospedador y elige preferentemente áreas de vegetación o jardines.

Aunque menos frecuente que en los caninos, las garrapatas también pueden encontrarse en los gatos, en otros animales con pelo e, incluso en los seres humanos.

Las garrapatas están adaptadas tanto a las temperaturas cálidas como a las frías (incluso más que las pulgas).

 

¿Necesitas un experto en Garrapatas?

CONTACTAR